L.L. Beltrán estudió Ingeniería de Caminos en la Universidad Politécnica de Valencia, algo que desde un principio significó toda una declaración de intenciones para esta viajera apasionada que ha trabajado y vivido en ciudades de todo el mundo, como Budapest (Hungría), Atenas (Grecia), Nicosia (Chipre), Chennai (India), Perth (Australia) o Londres (Inglaterra), y en rincones aislados como la desértica región del Norte, en Australia, donde tuvo la oportunidad de trabajar en la industria minera de la zona. Todos estos lugares, comenzando por Valencia, su punto de partida, han abierto su mente y la han ayudado a entender mejor nuestro mundo. Su otra gran pasión, la escritura, se ha convertido para ella en el medio perfecto para compartir sus experiencias. Ha sido finalista y ganadora de varios certámenes literarios y colabora en Min y el cazador de estrellas, un proyecto literario solidario de Médicos del Mundo. Su primera antología, Relatos intranquilos para viajeros, supone una invitación para que compartamos infinidad de experiencias (también del alma), de su largo, largo viaje